Imagínate un carro rodando por la autopista. Normal.

Ahora imagínate el mismo carro pero de repente se prende la luz que indica que te quedaste sin gasolina. Tú dices, “yo llego” pero entras en pánico porque el carro empieza a corcovear y de repente se apaga. Bueno, así mismo llegué al viernes. Casi que empujada.

Después de lo que pareció un millón de diligencias, trescientas horas perdidas en una cola de banco y cincuenta llamadas del seguro, decidí que lo que necesitaba era un premio. Estaba en Chacao y faltaba un cuarto para las doce. Ya sabía para donde iba a agarrar.

Da Gaby y Tony

 

A Da Gaby y Tony es mejor llegarle a pie. Aunque ahí siempre está el señor Pío para cuadrarte un puesto, el restaurant no tiene estacionamiento asi que el tema puede ser medio caótico. Como yo llegué temprano no tuve que esperar por una mesa; si lo tuyo no es esperar, llama al 0212-2668290  y reserva la tuya.

Después de que te sientes, imagina que tienes la mejor nonna del mundo. ¿Ya? Ok, ahora abre el menú. Las opciones son las mismas que encontrarías un fin de semana cualquiera en casa de tu súper abuela italiana imaginaria. Así, sin pretensiones. Los mesoneros nunca anotan lo que les pides, pero siempre te traen todo tal cual como lo pides. Como moría del hambre, no vi a los lados y pedí lo de siempre: Ñoquis pesto-bologna y un papelón para el calor.

pasta gnocchi

Una de las cosas que más me gusta de comer en Da Gaby y Tony, aparte de que siempre te ponen pan y una botella de agua fríita, es que no te hacen esperar por la comida. El plato estaba tan rico como siempre: Los ñoquis ligeritos, el pesto fresco y la bolognesa deliciosa. Todo eso coronado con una buena capa de queso parmesano recién rallado. ¿Se puede pedir más? No creo.

El señor Rafael, que es una pascua con todos a los que atiende, se lleva mi plato vació y me pregunta: “¿Algo más, princesa?” De una pregunto por el Tiramisú. El señor Rafael sonríe, se va a la ventanilla y dice “sale un Tiramisú”. El Tiramisú de Gaby y Tony está en otra liga. Es impresionante la intensidad de los sabores. Cada cucharada tiene full sabor a café y chocolate, la crema es el complemento perfecto porque siempre está fresca.

Da Gaby y Tony Tiramisú

Entre los ñoquis y una buena dosis de fútbol mi ánimo iba mejorando. Antes de comer el último bocado de tiramisú, hice una nota mental para mi próxima visita: A juro tengo que probar los pimentones rellenos. Después de que me pasaron por un lado, definitivamente los tengo que poner en mi lista de platos por probar.

 

Coordenadas

Da Gaby y Tony Calle Andrés Galarraga con Esq. El Samán. Chacao. Caracas

Teléfono 0212-2668290

Horario Martes a Sábado: 12:00M a 3:30PM