Un día de estos amanecí tipo hipster y me propuse a recorrer esos locales donde el café es su protagonista  junto a mi novia.

Ella quería algo tipo más centro comercial y yo no vale, ¿qué es eso? Como yo era el que estaba manejando, no le quedó más remedio que guardar silencio y calarse mi tour.

En primer lugar nos llegamos a Franca, en Las Mercedes. Nos sentamos y yo pedí un marrón grande y ella uno con leche. El mío estaba brutal, tanto así que me compré un tortica de almendras para acompañarlo. ¡Estaba de muerte lenta! Obviamente tenía que probar el con leche de mi novia y tenía esa combinación entre café amarguito y leche cremosa. También sabía bien. Pagamos y seguimos con mi recorrido hipster.

franca

Siguiente parada, no muy lejos de allí, Madame Blac. Me dijeron que este local era burda de “Trendy”, así que preparé la cartera.

Aquí, días antes, un pana nos recomendó el capuccino y el expreso. Le hice caso y pedimos en la barra esos dos. Para no tomarlo así solo solicitamos también una tartaleta y un maccarons. Me gustó demasiado su estilo, ahora entiendo por qué lo de “Trendy”.

madame-blac

Salimos de Baruta y llegamos al municipio Sucre, específicamente al Centro de Arte Los Galpones, en Los Chorros… Aquí entre nos, es su lugar favorito. Cuando iba viendo que íbamos para allá, se emocionaba más y yo así con cara de WTF? Pero bueh…

En fin, nos bajamos del carro, entramos y preguntamos qué tipos de cafés ofrecían. La chama que nos atendió nos dijo que habían tres tipos: el clásico, que no es más que un latte con hielo y a veces con helado, el de arequipe y el de chocolate, pero nos aclaró que estos tres corresponden al Frapuccino. Yo pedí el de arequipe o dulce de leche y mi novia el de chocolate porque ya ella lo había probado y le encantaba, cosa que para mí era la primera vez que probaba un café de ese tipo, que no estaba nada mal por cierto. Le dije que me diera un poco del suyo y es como una merengada de chocolate con un poco de café. A mí no me pareció tan ¡WOU!, pero no sabe mal.

los-galpones

Salimos de Los Chorros y nos acercamos al Café Noisette, aquí mismo, en Los Caminos, específicamente en La Carlota.

De pana, que cuando llegamos nos gustó su ambiente. Lleva un estilo así como francés, luego nos enteramos que estaba inspirado en la gastronomía típica de Francia. ¡Con razón! Después de ahí, todo tuve sentido. Las risas no se hicieron esperar.

Después de hacer el ridículo nos juntos, vimos el menú. Nos llamó la atención que la mayoría de las cosas que se encontraban allí eran las crepes francesas tanto dulces como saladas. Pedí un cafecito y una crepe dulce y la chama, una salada. En conclusión yo me quedo con la dulce y el café estaba brutal. Lo mejor: no gastamos mucho.

Cuando íbamos a pagar, en la caja nos dijeron que nos podíamos acercar en la tarde porque se presentan grupos de jazz y guitar jazz en vivo. Sería perfecto para una tarde diferente, pero será otro día porque ya hemos gastado demasiado. Pagamos y nos fuimos a la casa.

cafe-noisette

Después de una mañana rodando por varios locales del Este de Caracas, con una excelente compañía y tirándonoslos de hipster, decidimos que el mejor café tanto en ambiente como en sabor estaba en el Café Noisette. Volveríamos a ir con los ojos cerrados.