El sábado en la mañana fui al centro a comprar telas con unas amigas. Después de mucho patear, nos dio hambre y decidimos sentarnos en la plaza Bolívar un ratito antes de decidir donde merendar.

foto Alcaldía de Caracas

Primero se me ocurrió que fuésemos a Bistro Libertador. Es como una burbujita dentro del caos del centro; las limonadas son deliciosas y la hamburguesa Libertador no tiene pérdida. El único problema: No abren los fines de semana.

Después pensé en ArteSano Café. Los baristas hace0n un café mundial y los golfeados con queso de mano son brutales. Nos dimos cuenta de que estábamos un poco cortas de efectivo y nos pusimos a pensar en otras opciones porque en ArteSano no tienen punto.

merendar centro artesano

“¿Ajá, y si nos lanzamos al Café del Techo?”- preguntó una. Para los que no lo conocen, el café del Techo de la Ballena es un café-librería full bohemio que queda en la esquina de Gradillas. Ahí el café es bien rico y tienen unos tequeños buenísimos.  El tema es que tampoco aceptan efectivo.

merendar techo de la ballena

Al final, mientras terminábamos de escoger algún lugar, decidimos que era mejor pasar por un cajero porque ya no nos quedaba casi efectivo.

¿A cuántos de estos locales has ido? Échanos tu cuento en los comentarios.